El deporte es movimiento, vida y salud. El ejercicio es algo imprescindible en todas las etapas de la vida para ayudar al desarrollo corporal y también mental de las personas. En la tercera edad ofrece diversos beneficios que deben tenerse en cuenta.

Según la Universidad de Cádiz, los mejores ejercicios físicos para realizar en la tercera edad son aquellos catalogados como aeróbicos, es decir las actividades de bajo impacto. Entre estas podemos resaltar andar, nadar, pedalear en bicicleta, la hidrogimnasia, bailar, yoga, tai chi chuan y gimnasia aeróbica de bajo impacto.

Se recomienda, también, trabajar la fuerza y el condicionamiento cardiovascular del anciano, además de estimular la adopción de un estilo de vida activo, según recomienda la Organización Mundial de la Salud, OMS, que lanza diversas campañas para promover el deporte entre los adultos.

deporte tercera edad

Principales beneficios

Los beneficios de hacer deporte en la tercera edad son inmensos. Por un lado, destaca el aumento de la masa muscular, así como de la densidad ósea, con el fortalecimiento del tejido conectivo. Además, los ejercicios, en su justa medida, van bien para el corazón, pues producen una disminución de la frecuencia cardiaca en reposo y en el trabajo submáximo, el posterior aumento de la potencia aeróbica.

El deporte activa la mente, nos hace regular esa sustancia que tenemos en el cerebro, conocida como serotonina, responsable de sentirnos mejor, más felices y gozar de bienestar. Así que a nivel psicológico, el deporte mejora la autoestima, reduce el estrés, la ansiedad y con ello la tensión muscular. El ejercicio físico también es bueno frente a la prevención de las caídas, al mejorar los reflejos, la flexibilidad, la motilidad articular y fortalece los músculos de forma general.

deporte tercera edad

Algunas recomendaciones y consejos

Antes de realizar deportes es vital que el médico haga un chequeo o exploración para saber qué tipo de deporte puede practicar cada persona. El mismo médico puede recomendar una tabla de ejercicios diaria o semanal que será el que va mejor según las condiciones físicas y psíquicas de cada paciente.

Tendremos en cuenta realizar estiramientos y un pequeño calentamiento antes de iniciar la actividad deportiva. Los movimientos del deporte deberán hacerse de forma pausada, evitando siempre algunas posturas más bruscas y de cierta dificultad. No realizar más ejercicio que el pautado, pues de lo contrario pueden aparecer mareos o dolores de cabeza. En este caso, es mejor acudir al médico o pedir ayuda.

En la tercera edad se puede practicar ejercicio en muchos lugares. Tanto al aire libre, con las herramientas e instrumentos adecuados para ello que pueden encontrarse en barrios de ciudades, como en centros de salud, gimnasios, residencias y otros. La finalidad también es conectar con otras personas aumentando la sociabilidad.