actividades residencia 3

Realizar toda clase de actividades sociales y culturales en las residencias de ancianos aporta ventajas para la mejora cognitiva, social y personal de las personas mayores. Este método de intervención psicosocial crece a lo largo de los años, pues las residencias ofrecen planes sociales en los que se incluyen talleres diferenciales y adecuan sus instalaciones para llevarlas a cabo.

Una de las misiones de tales actividades es motivar y estimular al grupo de personas mayores. Todos ello implica el fin de vivir el ocio para experimentar bienestar, relax, mejora en desarrollo personal y mucho más. Así, además de un entretenimiento, la animación sociocultural va a más al proporcionar las herramientas adecuadas para ofrecer beneficios, tanto físicos como emocionales a las personas que las reciben.

actividades residencia

En Residencia Fontpineda contamos con animación sociocultural y talleres bien diseñados y pensados para establecer actividades dinámicas, diferentes y enfocadas a la edad y necesidades de los residentes.

Principales beneficios de las actividades

Una de las ventajas es la reducción de la vida sedentaria de los residentes. Es bueno que se muevan, que tengan estímulos, y dejen la vida pasiva a un lado.

La conexión entre ellos a través de estas actividades es importante. Todo esto fomenta la sociabilización y la relación entre cada uno. Como una gran parte de las actividades se realizan en grupo, favorece la actuación en equipo y hace disminuir la soledad.

La motivación es otra de las grandes ventajas de las actividades, y con ello se busca también una mayor interacción entre residencia y residentes.

Los aportes físicos suelen ser también destacados. La gente mayor necesita hacer ejercicio físico, el movimiento es bueno para la prevención de ciertas enfermedades.

actividades residencia 2

Otro beneficio es el optimismo y la alegría. La misma actividad potencia este lado optimista que los residentes deben tener para afrontar diversas situaciones. Las personas mayores dejan de lado sus problemas y preocupaciones.

Con determinados talleres, se fomentan la memoria, por lo que la mente sigue desarrollándose y está viva.

Las actividades socioculturales plantean retos entre los que destaca que la relación entre residentes y residencia crezca y entre todos sean una gran familia.

Tipos de actividades

Hay una gran cantidad de actividades que se pueden hacer en las residencias, son tanto interiores como exteriores, pues también se incluyen desde excursiones, a paseos, a visitas… También están las culturales propiamente dichas que engloban desde teatro a lectura, las de ocio como cine, baile u otro tipo de entretenimiento, o las más sociales, con dinámicas de grupo, fiestas y disfraces o Navidad.