abuelas

Aunque con el envejecimiento de la población, cada vez hay abuelos más mayores, pero longevos, la relación que se establece con los nietos es bien diferente de la que tienen los padres e hijos. Los tiempos actuales hacen que los abuelos pasen más tiempo con los nietos, adoptando un rol de “cuidadores”, algo que, en realidad, va más allá, pues aportan una experiencia única y un amor distinto.

Un estudio de la Universidad de Valencia establece que los abuelos “favoritos” para los nietos suelen ser mujeres, en edades de 60 a 70 años, la gran parte jubilados, y que viven en la misma ciudad o barrio que los nietos, con lo que se ven casi a diario.

Mediadores familiares
Los abuelos son los mayores de varias generaciones, por lo que actúan como mediadores familiares. Es decir, intentan resolver conflictos, desde la distancia, entre padres e hijos, pero nunca interponiéndose porque el problema podría volverse en su contra.

relacion abuelo nieto
Muchos Amor y mimos
Como la etapa de criar a un hijo se ha superado, la función de los abuelos es, sobre todo, la de dar amor a sus nietos, y en gran parte, mimarlos. Suelen tolerarles más cosas que los padres y comprarles aquello que piden, pero también deben imponer disciplina y hacerse respetar.

Plena satisfacción
La ocupación de los abuelos versus los nietos garantiza una cierta satisfacción a los mayores. Les tienen ocupados, les ofrecen responsabilidad y se sienten útiles por cuidar, guiar y enseñar a otra persona. Si bien estar al cuidado del menor puede llegar a ser algo estresante, en la gran parte de los casos los abuelos gozan de sus nietos y les impregnan de esa sabiduría que tanto gusta a los pequeños. Esta relación acaba siendo una fuente de ilusión recíproca, y una inyección de vida mutua, especialmente para los abuelos, lo que les hace rejuvenecer y establecer nuevas relaciones que hasta ahora eran desconocidas para ellos.

abuelos
Salud mental
Cuidar la relación entre nietos y abuelos tiene además beneficios sociales y psíquicos, pues según un estudio publicado en la revista de la Sociedad Norteamericana de Menopausia (NAMS), cuidar de los nietos previene el deterioro cognitivo. Hace que los mayores estén más activos no solamente físicamente, sino a nivel mental, ya que según el estudio, aquellos abuelos que cuidan de sus nietos al menos un vez a la semana presentan mayores habilidades cognitivas y menor riesgo de sufrir enfermedades relacionadas con la demencia, como el alzheimer.

Sin abusar
Las tendencias marcan que los abuelos están más tiempo con los nietos, pero algunos estudiosos del tema opinan que no debe ser siempre así, porque puede aparecer la figura del abuelo esclavo, que acaba estando con los nietos por obligación, provocando estrés y otros problemas más acusados.