No es algo nuevo, desde siempre ha habido grupos de personas que planifican estafas dirigidas a personas mayores por considerarlas indefensas. Se hacen pasar por profesionales de una empresa, les ganan su confianza y les “roban” dinero con la excusa de que deben hacer una reparación.

Cada año caen bandas que se dedican a estafar a personas mayores, yendo a sus casas y beneficiándose de sus indefensiones. Unos de los últimos casos es un grupo que se hacía pasar por falsos revisores del gas, en Santa Coloma de Gramanet, Barcelona, pero también es bastante común en revisiones de agua, luz, teléfono y otros. Este grupo actuaba utilizando el nombre de una empresa, que no tenía actividad comercial, y avisaba antes a las víctimas de que realizaría la revisión de gas en breve. Luego entraban en sus casas y no solamente se hacían con el dinero de la “supuesta” revisión, sino que les robaban joyas o dinero. Además,  cobraban en efectivo las falsas revisiones que hacían.

Por desgracia, este hecho es fuertemente común, y muchas veces, tales grupos de personas incluso no avisan antes, sino que llaman directamente a las puertas de las personas mayores, forzando la cerradura para entrar y robarles, incluso, sus tarjetas bancarias. Los adultos mayores, ante su indefensión, no pueden actuar con rapidez y se ven sometidos a diferentes problemas.

guardia civil

En el caso anteriormente explicado, los Mossos pudieron detener al grupo de estafadores, porque recibieron la denuncia de un hombre de 80 años explicando que había pagado 145 euros a un falso revisor del gas. Los Mossos abrieron una investigación y vieron varias denuncias con casos iguales.

Estafadores que se personan en el domicilio de la víctima

La Guardia Civil ofrece una definición de este tipo de casos. Pues tales estafadores van vestidos con mono de trabajo y se presentan como trabajadores de la empresa instaladora, informando a la potencial víctima que vienen a realizar una revisión de la instalación. Suelen realizar varios trabajos técnicos; si bien. normalmente, se limitan a cambiar un trozo de manguera del gas u otra obra menor. Tras esto, extienden una factura en la que cobran por el servicio. Y, a veces, aprovechan un descuido del propietario para hurtar algún objeto de valor o, incluso, han llegado a efectuar robos con violencia/intimidación.

Consejos ante posibles estafas a personas mayores

La Policía Nacional establece que las personas mayores, en cuanto grupo específico de riesgo, requieren una atención diferenciada por parte de la policía a proporcionarles los niveles de seguridad que les permitan un normal desenvolvimiento en la sociedad.

robos

La disminución de las condiciones psicofísicas, fruto de la mayor edad, constituye una circunstancia que les hacen ser más vulnerables a convertirse en víctimas de determinados delitos. La Policía insta a proporcionarles la información adecuada para su prevención, tanto en su domicilio como fuera de él.

Entre los consejos esenciales que dan están:

  • No abrir la puerta a desconocidos cuando estén solos en sus casas.
  • No hacer ostentación de joyas u otros objetos de valor.
  • Tener presente que los chollos no existen, siempre son una estafa.
  • No facilitar datos personales o bancarios por teléfono
  • En caso de falsos revisores de gas que se solicite al supuesto inspector identificador con el correspondiente carné de la empresa.

Y, ante cualquier problema, llamar al teléfono de la policía el 091 y al de la Guardia Civil al 062. A su vez, la policía recomienda siempre denunciar cualquier caso que esté relacionado con una estafa.