Con motivo del Día Mundial del Alzheimer este miércoles 21 de septiembre, la Sociedad Española de Neurología (SEN) ha dado algunos datos de fuerte interés, como que el 40% de las personas mayores de 90 años en España padece Alzheimer y que sólo el 20% de los casos leves están diagnosticados.

Un total de 800.000 españoles padecen esta patología actualmente, siendo la principal causa de discapacidad en personas mayores y la que genera uno de los mayores gastos sociales. Y las cifras son preocupantes porque se duplicarán en el año 2050 debido, principalmente, al envejecimiento progresivo de la población.

vejez-enfermedades

Para hacer frente a tales datos es mejor prevenir esta enfermedad con determinados hábitos saludables que todos podemos practicar. Cuidar el corazón es cuidar también el cerebro, pues un factor esencial y de riesgo en esta enfermedad es la cardiovascular y ello relacionado con el colesterol y la obesidad. Evitarlo es fácil con una buena y correcta alimentación y el ejercicio diario.

La SEN ofrece más datos. Se calcula que aproximadamente entre un 30 y 40% de los casos de Alzheimer podrían estar sin diagnosticar y que solo están identificados un 20% de los casos leves. A pesar de que han aumentado las consultas en neurología, se necesita más estudios e investigaciones acerca del tema para poder desarrollar nuevas detecciones precoces.

vejez-enfermedades-3

Precisamente, determinados estudios concluyen que estar activo reduce la demencia, y ello es tanto a nivel físico como interno. Fomentar la memoria con toda clase de ejercicios, hace que no quede estancada especialmente cuando se es más mayor. El ejercicio cerebral es positivo para combatir la demencia o retrasarla en el tiempo. Por otro lado, hacer ejercicio físico durante toda la vida es algo totalmente recomendable. Basta con bajar y subir escaleras, andar o correr de vez en cuando.

Compartir experiencias con otras personas también es algo muy beneficioso para que el cerebro se acelere y trabaje. Y en otros temas saludables se está demostrando que el riesgo de sufrir un traumatismo craneal severo y el riesgo de padecer Alzheimer podrían estar conectados. Se recomienda entonces proteger la cabeza cuando hacemos diversas actividades.