Esta terapia consiste en utilizar perros, cuyas cualidades únicas ofrecen beneficios en el desarrollo global de la persona.

¿A quién se dirige?

A personas que convivan con alguna discapacidad psíquica o física y/o alguna dificultad de cariz social o educativo. El perro es una herramienta al servicio del terapeuta, es un estímulo que abre un campo muy amplio para que el usuario se muestre más abierto y motivado y al mismo tiempo el terapeuta pueda trabajar de formar más eficaz, utilizando el perro conjuntamente con otros recursos para llevar a cabo su intervención terapéutica.

perros-1

¿Qué beneficios conseguiremos?

Los beneficios son numerosos. Las áreas que se trabajarán son: el lenguaje, la orientación, las actividades sensoriales, el esquema corporal, la memoria, la praxis, la lectura y escritura, los problemas aritméticos, las funciones ejecutivas y las actividades significativas.

A nivel físico:

  • Mejorar las habilidades motoras finas y gruesas

  • Mejorar la movilidad Mejorar el equilibrio

A nivel cognitivo:

  • Aumentar la capacidad de concentración y atención

A nivel emocional:

  • Potenciar la autoestima

  • Reducir los niveles de ansiedad

  • Reducir la sensación de soledad

A nivel relacional:

  • Mejorar el deseo de participar en actividades grupales

  • Mejorar las interacciones con los demás

  • Aumentar el ejercicio

  • Aumentar las interacciones verbales entre miembros de un grupo

La terapia asistida con animales proporciona interacciones positivas entre un ser humano y un animal. Incorpora el talento y las características de un animal de terapia en un entorno terapéutico para facilitar la recuperación de la persona que busca ayuda terapéutica tanto física como mental o emocional. Bajo la supervisión de un terapeuta, el animal contribuye al proceso de recuperación de la persona.

Los perros

Los perros que se utilizan en las terapias son escogidos a través de una selección específica, son sanos, seguros y están entrenados para poder llevar a cabo este tipo de actividades. Poseen las aptitudes adecuadas, tienen una constitución y edad apropiadas, sus habilidades son idóneas para que su participación sea beneficiosa.

El perro de terapia es un animal específicamente entrenado para integrarse dentro de un programa terapéutico o educativo como una herramienta al final del profesional.

Los objetivos

El principal es mejorar la calidad de vida de los usuarios. Los objetivos generales que engloban y cubren las necesidades de las personas que conforman este colectivo, son los siguientes:

  • Fomentar la actividad física

  • Trabajar la estimulación cognitiva

  • Trabajar la estimulación sensorial

  • Trabajar el control de las emociones

  • Paliar el sentimiento de soledad

  • Reforzar la comunicación afectiva y lúdica

  • Promover el tiempo de ocio

  • Promover el uso de la conversación, favoreciendo la expresión de emociones y el uso de la memoria

perros-2

Fuente: a.facilisimo.com

¿Qué os ha parecido? Verdad que es algo para tener en cuenta?

¡Buen fin de semana!

Equipo Residencia Fontpineda