vejez

Llegar a superar los 100 años de edad es algo alcanzado por unos pocos. Una combinación de hábitos saludables junto a una vida relajada pueden ser las claves para retrasar la vejez y hacer que vivamos más años, pero ahora algunos medicamentos pueden hacer que vivamos más y mejor.

Los investigadores de la universidad de Cardiff, Gales, Reino Unido, han concluido que la metformina, un fármaco que se emplea para la diabetes, podría reducir aquellos signos del envejecimiento. En diferentes pruebas se comprobó una disminución del 38% de mortalidad en pacientes con diabetes que tomaban este medicamento, siempre en comparación con los que tomaban otros.

vejez2

Aunque son muchos los factores que determinan tales circunstancias, la metformina resultó ser beneficiosa en una gran parte de pacientes. Este fármaco se suele suministrar a pacientes que tienen diabetes tipo 2 y, en diversos estudios anteriores, con ratones, se demostró que prolongó la expectativa de vida de estos animales en un 20%.

Si bien esto funciona con animales todavía no se puede afirmar que tales datos puedan aplicarse a las personas, donde se busca que se puedan hacer estudios para comprobar la efectividad de este fármaco para aquellos que no tienen diabetes. Actualmente se están haciendo pruebas en Estados Unidos con unos 3.000 pacientes de edades comprendidas entre los 70 y 80 años. Estas personas suelen tener algunas enfermedades como demencia y problemas cardiovasculares. Los estudios todavía deben plantear y ofrecer resultados exitosos para probar que este medicamento puede ser un aliado para paliar el envejecimiento, pero se está en un inicio.

Otros fármacos se posicionan para este fin. Por ejemplo, otro estudio del Instituto Scripps de Investigación (TSRI) demostró que una combinación de agentes senolíticos podrían ser favorables para retrasar y prevenir determinadas enfermedades relacionadas con la vejez.

vejez

En la investigación se comprobó que las células seniles desarrollan resistencia a la muerte celular programada, por lo que las investigaciones deben centrarse en este tema. En el estudio se dieron cuenta de que los compuestos dasatinib y la quercetina, unidos, eran efectivos por mejorar la esperanza de vida de forma general.

En este tema, otras personas asegurar que las inyecciones con material genético pueden llegar a combatir la disminución de las células madre. También en este campo se están llevando a cabo estudios médicos, así como cosméticos con el uso de ADN y otros para frenar el paso del tiempo. Cautela y esperanza para una de las preocupaciones de la humanidad desde hace siglos.